Medicina familiar

  Proporciona atención sanitaria continúa e integral a la persona y la familia, incorpora las ciencias biológicas, clínicas, sociales y del comportamiento. Las personas son las protagonistas de la atención que les da el médico y deben colaborar para conseguir unos buenos resultados en la salud. Se respeta su autonomía, no sólo por ética, sino también como objetivo de salud. Se les facilita la información necesaria para que el propio paciente decida, con la colaboración del médico, el seguimiento de la atención que prefiere. Teniendo como objetivo la promoción de la autonomía para el autocuidado.

  Incluye el trato del paciente en la salud y en la enfermedad, una relación especial con el enfermo y con la familia y un enfoque integral del cuidado de la salud.

  El médico de familia ve a su paciente en todas las etapas de su vida, desde la infancia hasta la vejez acompañándolo con él / ella y sus familiares.